Violencia contra la mujer: una mirada desde la Iglesia.

Actualidad Iglesia

La violencia contra la mujer es un tema fundamental para los gobiernos del mundo entero. Un sinnúmero de campañas y estrategias de sensibilización se han adelantado para mitigar esta problemática social. Entre tanto, la Iglesia Católica no ha sido indiferente, por el contrario, en diversas oportunidades el sumo pontífice ha demostrado contundencia al expresar su rechazo a las diferentes maneras de agresión que sufre diariamente el género femenino:

“hoy, sigue habiendo mujeres que sufren violencia. Violencia psicológica, violencia verbal, violencia física, violencia sexual. Es impresionante el número de mujeres golpeadas, ofendidas, violadas. Las distintas formas de malos tratos que sufren muchas mujeres son una cobardía y una degradación para toda la humanidad. Para los hombres y para toda la humanidad”. Señaló el Santo Padre.

Por esa razón el Papa Francisco, en su intención de oración para febrero, pide que recemos por todas las mujeres que son víctimas de diversas agresiones, para que cada una de ellas sea respetada en todo aspecto y se les reivindiquen siempre sus derechos en la sociedad.

Y es que esa preocupante realidad no da tregua y está más cerca de lo que imaginamos. Recordemos los recientes casos, que se conocieron en nuestra región, donde una mujer fue violentada por un funcionario público, otra por un exnovio y una tercera por un hombre de 70 años.

Naturalmente, estos actos repudiables despiertan sentimientos de indignación en la comunidad. Sin embargo, más allá de ‘maldecir’ a los autores de aquellas atrocidades, es menester demostrar una verdadera solidaridad con las víctimas y hacer que se sientan acompañadas para que no sigan callando.

“Los testimonios de las víctimas que se atreven a romper su silencio son un grito de socorro que no podemos ignorar. No podemos mirar para otro lado”. Añade Francisco.

Lo anterior nos llama a comprometernos como sociedad, a darles su lugar y protegerlas para que no tengan que vivir con una sensación constante de miedo. Porque según la Policía Metropolitana de Bucaramanga entre 2019 y 2020 fueron denunciados 6.916 hechos de violencia contra mujeres. Adicional a esto, la Oficina de la Mujer de Bucaramanga recibió 175 denuncias entre abril y diciembre del año anterior.

Así pues, ante tal panorama nos queda la tarea de actuar humanamente frente a los demás, y unirnos para encomendar en nuestras oraciones, como siguiere el Papa, a aquellas personas que han sido vulneradas:

“recemos por las mujeres que son víctimas de la violencia, para que sean protegidas por la sociedad y para que su sufrimiento sea considerado y sea escuchado por todos.”

Deja un comentario