Siete años con el Papa Francisco

Actualidad

Uno de los momentos más importante para Jorge Mario Bergoglio fue cuando se Ordenó sacerdote el 13 de diciembre de 1969, pero el que marcará su vida para siempre es el 13 de marzo del 2013 cuando la ciudad del Vaticano fue cubierta por humo blanca y por la frase ¡habemus papam!

Ese día apareció por primera vez en el balcón central de la Basílica de San Pedro. Millones de fieles entregaron sus corazones al Papa Francisco, convencidos de su espiritualidad y humildad. Bastó un sencillo saludo y una sonrisa para ganarse el corazón de todas las personas que acudieron a la Plaza de San Pedro, así como de los millones que pudieron observar en transmisiones televisivas y por vía internet.

Luego de estos amables gestos, explicó de manera divertida el haber llegado de aquellas lejanas latitudes bonaerenses, para resultar elegido Obispo de Roma y Pontífice de la Iglesia: “Sabéis que el Papa es Obispo de Roma. Me parece que mis hermanos Cardenales han ido a encontrarlo casi al fin del mundo”, dijo, y para entonces ya había conquistados a todos, con su sencillez y espontaneidad.

Hoy ya cumple 7 años de su ordenación y con servicio a los demás, predicando con el ejemplo, sirviendo en el ejercicio de sus deberes ha demostrado a sus fieles que a través de sus prácticas de austeridad es el líder ser representante del creador en la tierra.

 

Deja un comentario