Mujer, identifica tus virtudes

Actualidad

Existe un sin fin de virtudes que pueden fortalecer tu autoestima, tu personalidad y crear la fuerza interior.

Las virtudes de una mujer se pueden identifica en los diferentes aspectos de su vida: religioso, psicológico, laboral, personal, social, entre otros. Sin embargo, el problema suele ser que no reconocen cuáles son esas virtudes o utilizarlas de manera adecuada. Para iniciar un proceso en donde se busque incrementa el autoestima y esa fuerza interior, debemos en primera instancia identificar cuáles son esas virtudes que te caracterizan como persona y mujer. Sin embargo, en ocasiones este ejercicio no es tan sencillo porque puede parecer difícil identificar las virtudes y reconocerse a sí mismo.

Por este motivo en este apartado mostrará un listado de ejemplos de virtudes para ayudar a identificar aquellas que se tienen o desean tener. Y aunque no se encuentren todas las características y capacidades pero sin duda es una lista para identificar más fácil quien eres.

Solidaridad de género, una virtud de las mujeres sabias

La envidia es una flor maligna que crece con facilidad en el terreno de lo femenino. Las mujeres sabias son conscientes de ello, porque han invertido parte de su tiempo reflexionando en esta realidad. Saben también que esas descalificaciones y esas críticas mordaces entre mujeres son solamente un rezago de un sentimiento de inferioridad.

La independencia afectiva: actuar por convicción

La independencia no consiste en tener dinero propio para gastar, ni en vivir de forma autosuficiente, como si no necesitaras de nadie. Tampoco tiene que ver con el hecho de vivir en soledad o con desechar las relaciones porque ninguna llega a ser importante.

La verdadera independencia está cuando piensas en ti misma y no dependes afectivamente de lo que digan los demás sino que te conoces y sabes que puedes hacer o lo que debes mejorar. También eres efectivamente independiente cuando trabajas por realizar tus sueños y sobrellevando lo que se atraviese en la vida.

El sentido del humor, un signo de bienestar

Un rasgo distintivo de la sabiduría es el buen sentido del humor. Cualquiera que haya vivido lo suficiente sabe que la risa es una excelente respuesta a las vicisitudes e ironías de la existencia. Finalmente, buena parte de las situaciones que experimentamos no tienen remedio, y es ahí cuando la risa ayuda a aceptar lo inevitable.

Realismo, cuando dices adiós a los cuentos de hadas

Las todas las mujeres han sido educadas para que se conviertan en unas eternas románticas. Muchas veces hasta las más espabiladas y educadas siguen llevando en su interior una suerte de nostalgia por la inexistencia de los amores perfectos y los finales felices. Algunas renuncian a los sueños románticos con cierta amargura. Sin embargo hay que recordar que el amor real y verdadero está en Dios y queriéndote a ti misma.

Autocuidado, la conquista de ti misma

Hay una diferencia grande entre el autocuidado y la vanidad. El autocuidado tiene que ver con la protección de la integridad propia. Del bienestar personal, de la salud. También, por supuesto, involucra a la apariencia. Tiene que ver con sentirse agradable de un modo propio. Es decir, los demás no son los que dicen cómo debes verte bien, sino que eres tú quien lo decide.

Deja un comentario