Para inculcarles el hábito de la lectura a los niños es importante que ellos no lo vean como una obligación. Es decir, que disfruten ese momento porque de esa manera se van abriendo paso a este espectacular mundo y obtendrán todos los beneficios que trae consigo. Los padres pueden ir generando una rutina de lectura, por ejemplo, leyéndoles cuentos antes de dormir y así poco a poco se va cultivando una buena relación con la actividad.

Es necesario que los niños puedan escoger los libros que deseen leer, así ellos conocerán sus gustos, los temas de interés por la lectura, los que más le apasionan e irán marcando su propia identidad. Por eso, es primordial que los padres apoyen a sus hijos en sus gustos diversos. Es todo un reto promover estos hábitos y entender el porqué es tan importante; al leer no solo se disfruta, también se pone en práctica la creatividad, imaginación, mejora la escritura, aporta confianza y ayuda la comprensión lectora, entre otras. Estos son algunos de los beneficios y esta es la clave para entender por qué es necesario cultivarles a sus hijos el hábito de la lectura.

Según la American Academy of Pediatrics (AAP): “La mayoría de los niños aprenden a leer a los 6 ó 7 años. Algunos niños aprenden a los 4 ó 5 años”, si aún está a tiempo para enseñarle a sus hijos el gusto por la lectura, le dejamos algunos pasos que nos comparte la American Academy of Pediatrics (AAP) con los que se puede guiar para iniciar este camino junto a sus hijos:

Primero cree el hábito, busque un lugar donde su hijo se sienta cómodo y sin distracciones, tenga algunos libros que puedan llamarle la atención y déjelo que escoja, aunque es importante que los libros que compre o por los que el muestre interés vayan de acuerdo a su edad, de no ser así puede explicarles por qué aun no pueden leer ese tipo de libros.

Segundo, no los obligue a leer, si su hijo está cansado puede jugar con él recreando la historia, dibujándola, compartiendo con él la relación que puede tener esa lectura con situaciones que suceden en la vida real.

Y, por último, si su hijo tiene preguntas sobre la lectura, haga una pausa y responda sus dudas.

“La mente que se abre a una nueva idea, jamás volverá a su tamaño original.” Albert Einstein.

Finalmente, la Asociación Profesional Estadounidense de Pediatras (APP) expresa que: “Fomentar el amor por el aprendizaje en un niño contribuirá en gran medida a asegurar el éxito en la escuela”. Una parte fundamental para que los niños amen la lectura son sus padres, si desde pequeños se les enseña con amor, paciencia y entrega, se impulsa su proceso de aprendizaje y se genera el hábito.

Deja un comentario