Autocuidado y aislamiento selectivo: el nuevo camino hacia la ‘normalidad’ en nuestro país.

Actualidad

Con el objetivo de aperturar gradualmente la economía, el Gobierno Nacional implementó desde el pasado 1 de septiembre de 2020 el aislamiento selectivo; una nueva etapa en el marco de esta pandemia mundial por el Covid-19, en la que todos debemos ser más conscientes y responsables, pues el cuidado general parte desde la protección individual y personal.

En ese orden de ideas, desde el programa radial Vida Sana, adscrito a nuestra parrilla de contenidos desde hace ya casi 7 años, se analizó cuál es la forma en qué debemos afrontar esta ‘nueva normalidad’, enfatizando en aspectos fundamentales tales como la salud física y mental y la economía.

¿Cómo vamos a vivir esta nueva normalidad?

Para el Dr. Édgar Javier Manrique, Anestesiólogo Cardiovascular del Instituto del Corazón de Bucaramanga y Director de Vida Sana, este es el momento ideal para crear conciencia acerca del cuidado personal y colectivo, pues de no hacerse esto con inteligencia y precaución los contagios aumentarán. “Este virus es altamente contagioso y ha provocado muertes rápidamente. Pese a que hay ciertas libertades no debemos confiarnos. Los seres humanos no podemos estar encerrados indefinidamente, lo que también puede traer consigo enfermedades mentales. Por eso, es necesario salir con las medidas necesarias. Principalmente, es importante mencionar que las personas que sufren del corazón o enfermedades cardiovasculares se acerquen al Instituto del Corazón de Bucaramanga, donde nuestros especialistas los atenderán de la mejor manera”.

Por su parte, el epidemiólogo Héctor Julio Meléndez, haciendo un barrido sobre la situación clínica actual en la ciudad recomienda en esta nueva fase del aislamiento selectivo seguir estas indicaciones:

Lavado de manos.

Distanciamiento.

Evitar aglomeraciones.

Salir sólo si es necesario.

No usar más de 1 tapabocas, pues se tienen más probabilidades de contagio.

Si presenta síntomas, tomar medidas de aislamiento.

Usar tapabocas en casa, en caso de que un familiar presente algún síntoma.

No hay que ‘perder la cabeza’

La salud mental es sin duda una de las más afectadas en esta pandemia, debido a los cambios de rutinas y comportamientos ocurridos desde hace 6 meses atrás, momento en que comenzó el confinamiento.

Modificaciones de horario, teletrabajo, pérdida del empleo por el cierre de las empresas, factores económicos, entre otros, han incrementado las cifras de ansiedad y estrés, llegando al punto de denominar a la enfermedad mental como un grave problema de salud pública.

Según la Psicóloga Clínica, Yuly Paola Esparza, un adecuado manejo de todas estas situaciones parte desde la aceptación que cada quien tenga de la realidad y su adaptación a la misma. “Se debe enfocar la mente hacia estados positivos, buscando siempre encontrar alternativas que permitan sobrellevar la ansiedad que produce el encierro y todo lo que este nos ha traído. Es importante restablecer los lazos familiares como forma de compartir y socializar con los seres queridos, manteniendo la empatía y estando dispuestos a ayudar a los demás; siempre positivos, pensando que todo esto va a pasar. De igual manera, retomar pasatiempos o actividades que antes, por temas de tiempo y ocupaciones no veníamos realizando, también nos será de mucha utilidad para evitar el estrés y relajar nuestra mente. Es fundamental que ante cualquier complicación se busque el acompañamiento o la ayuda profesional”.

¿Cómo será el panorama apuntando hacia el futuro?

Desde el entorno económico, Cristian Vesga, Ingeniero Financiero y Economista, explicó que la llegada al país de este nuevo virus trajo consigo una reducción de producción y disminución del empleo, aumentando ampliamente la brecha de pobreza ya existente desde hace varios años en Colombia. “Los datos no son muy alentadores, pues el potencial del crecimiento económico es del 7%. Es necesario que este aislamiento selectivo se dé, no hay otra alternativa, pues de no ser así se vendría una ola de desempleo, inseguridad y enfermedades sanitarias. A nivel personal es importante que cada quien realice una planeación y proyección económica a corto plazo, analizando sus gastos necesarios, evitando los innecesarios, ya que el nivel de incertidumbre frente a lo que viene es alto, pues no sabemos qué factores o impactos comerciales o políticos se pueden dar.

Esfuérzate por llevar una nutrición adecuada, sin duda, es la mejor inversión para tu cuerpo y para tu mente”.

Programa Completo

Deja un comentario