Papa visita ayuntamiento de Roma: La bondad y la caridad generan una sociedad pacífica

Actualidad

El Papa ha visitado el corazón de la vida civil romana, el Campidoglio. Desde allí, la alcaldesa de la Ciudad Eterna coordina las tareas de gobierno de una de las ciudades más grandes de Europa.

La alcaldesa Virginia Raggi le ha mostrado las instalaciones del ayuntamiento de Roma.

Primero le presentó a su familia,…

¿Cómo va la escuela? ¿Bien?

A continuación le acompañó hasta el balcón de su estudio, desde donde se contempla el majestuoso foro que era el centro de la Roma imperial.

Después de reunirse a solas con la alcaldesa, el Papa saludó a altos cargos del gobierno municipal, y luego se reunió con ellos en la imponente sala Julio César, el salón de plenos.

VIRGINIA RAGGI
Alcaldesa de Roma
“Para mí es un honor recibirle en el Campidoglio, y con profunda y sincera emoción le doy la bienvenida a esta Sala, en nombre de todos los ciudadanos de Roma”.

FRANCISCO
“Roma, ciudad de puentes, jamás de muros. ¡No tengáis miedo a vivir con bondad y caridad! Son valores creativos y generan una sociedad pacífica, capaz de multiplicar sus fuerzas, de afrontar los problemas con seriedad y con menos ansiedad, con mayor dignidad y respeto por cada uno, y apertura a nuevas oportunidades de desarrollo”.

Después de saludar a algunos ciudadanos, el Papa se asomó a la plaza diseñada por Miguel Ángel. Desde donde estaba pudo ver la alfombra de flores que le habían preparado. Llovía en Roma, pero Francisco no quiso usar el paraguas.

FRANCISCO
“Me gustaría pedir a cada uno de ustedes, de acuerdo con sus capacidades, que se cuiden mutuamente, que estén cerca el uno del otro, que se respeten mutuamente”.

El Papa se quiso reunir también con el personal administrativo de la ciudad, desde encargados de atención al público, hasta funcionarios o empleados de limpieza.

FRANCISCO
“Vuestro trabajo silencioso y fiel contribuye no solo a la mejora de la Ciudad, sino que también tiene un gran significado personal para vosotros, pues el modo en que trabajamos expresa nuestra dignidad y el tipo de personas que somos”.

Fue una visita breve, de dos horas, y muy cordial. Como recuerdo, la alcaldesa tituló una de las salas con el nombre de la encíclica Laudato si’, y entregará dos becas a estudiantes que se propongan estudiar cómo construir relaciones de paz.

Deja un comentario