Oración a santa Rita por una causa imposible

Actualidad

Bajo el peso del dolor, a ti, querida Santa Rita, yo recurro confiado en ser escuchado. Libera, te ruego, mi pobre corazón de las angustias que lo oprimen y devuelve la calma a mi espíritu, lleno de preocupaciones.

Tú que fuiste elegida por Dios como abogada de los casos más desesperados, obtén la gracia que ardientemente te pido [pedir la gracia que se desea].

Si mis culpas son un obstáculo para el cumplimiento de mis deseos, obténme de Dios la gracia del arrepentimiento y del perdón mediante una sincera confesión.

No permitas que durante más tiempo yo derrame lágrimas de amargura.

Oh santa de la espina y de la rosa, premia mi gran esperanza en ti, y en todas partes daré a conocer tu gran misericordia con las almas afligidas.

Oh Esposa de Jesús Crucificado, ayúdame a bien vivir y a bien morir. Amen.

Este 22 de mayo se celebra la Fiesta de Santa Rita de Casia. La santa nació en Italia en 1381, su vida comenzó en tiempo de guerras, terremotos, conquistas y rebeliones. Antonio Lotti y Amata Ferri, fueron sus padres, a los que se conocía como los “Pacificadores de Jesucristo”, pues los llamaban para apaciguar peleas entre vecinos.

El deseo más grande de Santa Rita era hacerse monja, sin embargo, sus padres la prometieron en matrimonio a Pablo Ferdinando Mancini, un hombre de carácter fuerte.

Siguiendo la voluntad de sus padres, la Santa accedió a casarse y fruto de ese matrimonio tuvieron dos hijos. Fue difícil para Santa Rita adaptarse al carácter de su marido y a sus costumbres, pero no se dió por vencida y tras muchos años de casados Pablo Ferdinando se convirtió y juntos se acercaron más a la vida de fe; que fue interrumpida con el asesinato de Pablo.

Santa Rita quiso ingresar con las hermanas agustinas pero no fue fácil porque había estado casada y la opacaba la muerte de su esposo. Ella se puso en oración y cierta noche oyó que la llamaban tres veces por su nombre. Abrió la puerta y se encontró con San Agustín, San Nicolás de Tolentino y San Juan el Bautista, de quien ella era muy devota.

Ellos le pidieron que los siga y después de recorrer las calles sintió que la elevaban en el aire y la empujaban suavemente hacia Casia hasta encontrarse arriba del Monasterio de Santa María Magdalena. Allí cayó en éxtasis y cuando volvió en sí estaba dentro del Monasterio y las monjas agustinas no pudieron negarle más el ingreso a la comunidad.

Radio Católica Metropolitana transmitirá en vivo desde  la Fundación Santa Rita de Casia, la Eucaristía en honor a la Santa. Invitamos a nuestros oyentes para que nos sintonicen a través de los 1450 am o pueden acercarse a la Fundación ubicada en la Calle 51  Nº 16- 122  Bucaramanga.

Deja un comentario