Charles Scicluna: No podemos ignorar la voz de las víctimas

Actualidad

Vía: www.romereports.com

Primer balance de la cumbre sobre abusos sexuales. El Papa ha lanzado esta mañana 21 propuestas, que servirán como guía en los trabajos de los 190 participantes. 

La primera jornada ha sido especialmente impactante por cinco testimonios de víctimas en vídeo que los obispos escucharon a puerta cerrada en el Aula Nueva del Sínodo.

P. HANS ZOLLNER
Miembro del Comité Organizador
“Una vez escuchas con apertura de mente y de oídos y de corazón, no te quedas igual. Estas historias te transforman”. “Como he dicho, se necesitan leyes pero también es necesario hacerse responsable”.

Uno de los grandes objetivos de esta cumbre es que la dolorosa experiencia de las víctimas pueda servir ahora para prevenir y detectar nuevos abusos.

MONS. CHARLES SCICLUNA 
Miembro del Comité Organizador
“En el futuro necesitaremos un mayor papel de las víctimas incluso para nuestro discernimiento y nuestros procedimientos y espero realmente que así sea”.

También se quiere buscar un modo de informar a las víctimas sobre el seguimiento de sus denuncias en el Vaticano. Hasta ahora no se hace y esa falta de información también genera nuevas heridas.

MONS. CHARLES SCICLUNA 
Miembro del Comité Organizador
“No podemos dejar a las víctimas sin información. No podemos dejarlas tampoco sin saber cómo ha concluido el proceso. Creo que se trata de una falta de respecto hacia las víctimas. Hemos hablado de que admiramos su valor por haber denunciado, pero se les debe dar también seguimiento”.

El Vaticano destaca la importancia de acompañar, apoyar y, sobre todo, escuchar a las víctimas. Por eso, monseñor Scicluna asegura que las peticiones que los supervivientes hicieron ayer en este encuentro, no caerán en saco roto.

MONS. CHARLES SCICLUNA 
Miembro del Comité Organizador
“Nos encontramos ayer con varias víctimas y sus peticiones fueron muy claras. No podemos ignorar su voz”.

Quedan dos intensas jornadas de trabajo por delante para escuchar esa voz y, a partir de ella, desarrollar medidas concretas que pongan fin al flagelo de los abusos sexuales dentro de la Iglesia.

Deja un comentario