Así se vivió la marcha pacífica convocada por las “Mamitas Súper Victoriosas”

Agenda

Son las 2 de la tarde del lunes 5 de marzo, Fernanda Mendoza ha llegado al punto de encuentro (Plaza Cívica Luis Carlos Galán) la acompañan más de 400 personas, que con pancartas, pitos y bombas se preparan para marchar de forma pacífica. La protesta tiene el objetivo de visibilizar la problemática del Sector Salud, que a través de sus reformas y malos manejos han perjudicado de forma desastrosa a miles de ciudadanos, negándoles la oportunidad a niños, jóvenes y adultos de tener una vida más digna. Por esta razón, las “Mamitas  Súper Victoriosas”, como se han autodenominado, le exigen al estado que se garantice el derecho a la salud para que no sea tomada como un negocio.

A la protesta asistieron madres de familia, familiares de las mismas y personas que de buen corazón se unieron para apoyar  esta iniciativa; que no solo afecta a niños con enfermedades huérfanas o raras, sino que también reúne diversas  personas con discapacidades visuales, físicas y mentales que de alguna manera no son atendidas adecuadamente en los Centros Hospitalarios;  esta situación hace parte de una crisis a nivel mundial que cada vez se está volviendo insostenible; Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen 7 mil enfermedades raras en el mundo, de las cuales, solo el 5% tienen tratamiento aprobado.

Mientras se avanza  por la calle 36, un hombre de estatura promedio que acompaña a Fernanda, grita en medio de la manifestación “Nos unimos en un clamor, para protestar por un sistema de salud decaído, que no brinda servicios óptimos y oportunos, no a la politiquería y sí a la Política ”, su nombre es Nelson Rojas y manifiesta ser veedor Nacional en Salud y Bienestar; este hombre que lucha por preservar los derechos de igualdad y calidad en la prestación de Servicios de Salud, tiene un hijo con una enfermedad huérfana  y como padre ha vivido en “carne propia” la negligencia de estas entidades, afirma que están cansados de las propuestas políticas pues solo reciben atención en época de elecciones pero  tiempo después vuelven a quedar en el olvido.

Exigencias de los manifestantes:

Entre las exigencias de los manifestantes, está la de la madre de Brayan Yesid Mayorga, un joven de 18 años que tiene Microcefalia; esta mamita  se encuentra en una situación complicada ya que no ha podido trabajar porque su hijo requiere de una atención y vigilancia constante, “Me gustaría que el estado nos brindara una ayuda de pensión para personas como mi hijo, que no puede valerse por sí mismo”, así lo afirma Orfi Rodríguez.

La inclusión y acompañamiento en el entorno escolar, es otro punto importante que agobia a muchas de las madres de familia, quienes afirman que no existe un análisis del impacto clínico, económico y social generado por este tipo de enfermedades raras, muchos de sus hijos no han podido gozar de una educación digna y especializada para su condición, por que las entidades educativas no cuentan con el personal adecuado, pero quienes lo han logrado han sido brutalmente discriminados, tanto por los alumnos como por los docentes.

Marcela Gallo Vargas, administradora de la página de Facebook de este grupo de madres, afirma que se siente desprotegida por el estado, “Mi hijo está estudiando en una escuela pública y he tenido diversos problemas con su profesor, pues no está capacitado para tratar a un niño con su condición, el colegio no preparó a los alumnos para la llegada de estudiantes con las condiciones de mi hijo y muchos de ellos lo han tratado de manera fuerte, pero si se tuviera un proceso y un acompañamiento las cosas serían totalmente diferentes”.

Radio Católica Metropolitana acompañó a las “Mamitas Súper  Victoriosas” en este día, al igual que otras entidades como Radio Nacional, Vanguardia Liberal, Radio Onda 5 y la Cariñosa; entre otras; de igual forma se tuvo el acompañamiento de la Policía Nacional, quienes les colaboraron con el cierre de  vías, con el orden y la seguridad.

 

Deja un comentario